martes, 29 de enero de 2019

La compra de criptomonedas



¿Cuánto es recomendable invertir en criptomonedas?
Los climas de incertidumbre siempre han sido escenarios proclives a que se gane dinero. Son entornos en los que no se sabe sobre lo que va a ocurrir, y la volatilidad es la nota predominante.
Tras unos cuantos años de crisis, parece que todas las sociedades civilizadas están en rachas positivas, aunque se desconoce por cuánto tiempo va a durar la situación. Algunos expertos hablan de que este clima positivo, con tasas de crecimiento como las que había durante principios de siglo, pueden durar dos o tres años más, hasta que se vuelvan a cometer los mismos errores que por entonces.
Otros expertos, sin embargo, establecen que los ciclos económicos suelen ser de diez en diez años. Si es así, aún habría margen para que se siga creciendo y experimentando tiempos de bonanza por lo que sigue siendo buen momento para explorar y operar desde un bróker online como Hispamarkets.
De una manera u otra, en este clima de incertidumbre, decidir en qué productos invertimos nuestro dinero es clave para saber si logramos rentabilidades positivas o negativas: mercado secundario de la bolsa, opciones y futuros, mercado de capitales, bonos y letras del tesoro… El abanico de opciones a las que un pequeño ahorrador puede acudir es grande.
Depende también del perfil que tengamos como inversor que unos productos se adapte más a nuestras características que otros. Lo que está claro es que si tenemos en nuestra cartera productos con los que no estamos cómodos, no nos vamos a sentir bien y la operación, aunque sea de rentabilidad positiva y nos haga ganar dinero, no nos va a sentar bien.
Esto es lo que se conoce como perfil de riesgo y antes de acometer cualquier inversión hemos de tratar de definirlo con la mayor sinceridad posible.
Las monedas virtuales, otra opción interesante
De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las criptomonedas. Aparecidas en 2009, las monedas virtuales permiten intercambios a través de la red con más seguridad que las monedas y divisas tradicionales, basadas en el modelo blockchain.
Tres son las más habituales: el bitcoin, el litcoin y el ethereum. Cualquiera de las tres cotiza en los nuevos mercados con lo que es susceptible de ser comprada por cualquier ahorrador. Pero hay que tener en cuenta algo muy importante: no son para todos los públicos.
La mayor característica de estas monedas es su volatilidad, con variaciones de hasta el veinte o el treinta por ciento de su valor en un solo día. Pero igual que pueden subir, pueden bajar, con lo que solo se adaptan a ahorradores que sepan vivir con esta incertidumbre, y que además estén constantemente al tanto de la evolución de la cotización.
No es un producto para invertir y olvidarse porque estaremos perdiendo muchas oportunidades por el camino: solo será válida, por tanto, para perfiles que tengan el hábito de estar todo el día revisando los valores y sean capaces de tomar decisiones sobre sus inversiones de manera rápida.
En este contexto, las criptomonedas son una opción muy válida, y además accesible desde casa. Con las nuevas plataformas, se puede contratar cualquier moneda desde casa y con muy pocos clics.